En las últimas semanas, Veldeman ha estado trabajando duro para dejar listos varios centros de vacunación en Flandes con el fin de poder empezar con las pruebas esta semana. Como proveedor de equipamientos e infraestructuras auxiliares, Veldeman se desmarca así de su imagen de constructor de carpas clásico.

Vaccinatiecentra-1-1-700x525

El Expodroom de la ciudad de Bree, desocupado, situado en un polígono industrial y que en su día fue la casa del equipo Euphony Basket Bree y sede de los partidos europeos del club de voleibol Noliko Maaseik, ha sido transformado en un centro de vacunación totalmente operativo. Un gran desafío logístico. En solo unos pocos días, Veldeman proporcionó la equipación al completo. Con ayuda de tabiques de plástico, cristal y tela, los grandes espacios fueron compartimentados en sucesivas salas de admisión, registro, espera y vacunación, con consultas médicas. Veldeman lo dotó de calefacción y llevó todo el mobiliario, desde mesas y sillas hasta carritos, pasando por mostradores de recepción. Con las cuatro líneas de vacunación, se podrán administrar hasta un máximo de 1200 vacunas al día a los habitantes de Bree y Oudsbergen. El ministro de Salud Pública flamenco, Wouter Beke, hizo una visita al centro de vacunación en compañía de los dos alcaldes. «Es increíble ver cómo un complejo vacío se convierte en tan solo unas semanas en un centro de vacunación totalmente equipado», dijo el ministro Beke.

Vaccinatiecentra-3-1-700x525 Vaccinatiecentra-2-1-700x525

Veldeman también se responsabilizó de equipar el centro de vacunación de Peer, alojado en unos edificios que antes eran del servicio público de empleo de Flandes (el VDAB). Veldeman hizo las divisiones por medio de tabiques y proporcionó la calefacción, el mobiliario, la decoración y un sistema de megafonía.

Para otros centros de vacunación, por ejemplo, el de Zottegem, Veldeman puso infraestructuras auxiliares, como salas de admisión y de espera.

Vaccinatiecentra-4-1-700x525 Vaccinatiecentra-5-1-700x525

Con estos proyectos, Veldeman se desmarca claramente de su imagen de constructor de carpas clásico. “En los últimos años hemos ampliado considerablemente nuestra oferta para responder a la demanda del mercado de soluciones integrales a medida», explica Andy Moors, director general de Veldeman. «Las carpas siguen siendo una parte importante de nuestro catálogo, pero hacemos mucho más. Piénsese en unidades, tabicado, equipamientos, abastecimientos, mobiliario, climatización, iluminación, decoración… Los proyectos como los centros de vacunación, en los que ni siquiera hemos puesto carpas, han dejado de ser una excepción para nosotros. Cada vez se recurre con más frecuencia a nuestra vasta experiencia con infraestructuras temporales y modulares, nuestros conocimientos logísticos y nuestra sólida organización de proyectos, sin que haya necesidad de carpas. Gracias a nuestros propios departamentos técnico y de acabados, podemos entregar un trabajo a medida perfecto».