Como empresa de alquiler, su surtido es decisivo para usted. Por tanto, comprar una nueva carpa profesional es todo un reto. Una decisión que exige algo de reflexión. Y estaremos encantados de pensar con usted para que esté seguro de su adquisición. Precisamente por eso, nuestros presupuestos no son automáticos, sino a medida.

¿Quiere preguntar el precio de una carpa X de medidas Z y recibir un presupuesto rápidamente? Para eso no cuente con nosotros. Porque queremos ser algo más que un vendedor. Y porque esta forma de trabajar rara vez conduce a la mejor solución para su desafío específico. Porque nos damos cuenta de que cuando seguimos preguntando, al final resulta que la carpa más adecuada es otra distinta a la que había pensado en principio el cliente.

¿Entonces cómo trabajamos?

A veces lo que queremos no es lo que necesitamos.

Cuando usted nos solicita un presupuesto o nos plantea alguna pregunta sobre nuestro catálogo, nos ponemos en contacto con usted. No para hablar enseguida de los precios, sino para analizar su pregunta. Así podemos hacernos una idea de lo que busca exactamente. Y de qué es lo que en realidad necesita. Porque sabemos por experiencia que a veces ambas cosas no coinciden…

Queremos saber cómo es su surtido actual y quiénes componen su mercado objetivo. ¿Trabaja usted como empresa de alquiler de carpas en el sector privado? ¿Está orientado a las ferias? ¿O trabaja exclusivamente con coordinadores de eventos? ¿O bien quiere comprar una carpa profesional precisamente para dirigirse a un nuevo mercado objetivo?

Visión de futuro

Se dice fácil: doy fiestas privadas y quiero comprar una carpa profesional de diez metros por veinte. Pero más difícil es evaluar el papel que va a tener en cinco años esa carpa dentro de su oferta. Justo ahí es donde le asesoraremos, para que esa carpa también encaje en un posible escenario de crecimiento. Y en sus ambiciones futuras.

Cuando enumeramos juntos todos los pros y contras de las opciones concretas, suele suceder también que nuestros clientes se deciden por un tipo de carpa distinto al que habían previsto. Porque esa carpa se complementa mejor con el resto de su catálogo. O porque las medidas originales no concuerdan con una visión de futuro. O sencillamente se adapta mejor a la petición inicial.

Comprar una carpa profesional: ¿conclusión?

Esperamos que ahora comprenda mejor por qué no enviamos una lista de precios estándar así sin más. Queremos tener un papel asesor, tanto antes como durante la compra. Pero tampoco nos olvidamos de usted tras la compra. Estaremos encantados de responder a sus preguntas sobre los certificados necesarios, por ejemplo, para los bomberos. O sobre almacenamiento, transporte, montaje… Por tanto, díganos: ¿a qué desafío se enfrenta?