Ya sea la carpa de un festival o un almacén provisional. Ya se trate de una trastienda semipermanente o de la cubierta de una pista de tenis. De una cosa puede estar seguro: haremos todo lo posible para pertrechar su carpa contra el viento. ¿Quiere saber cómo afrontamos este desafío?

Cuanto más tiempo tenga que prestar servicio su carpa, más probabilidades tendrá de enfrentarse al mal tiempo y más importante será que esté preparada contra esas inclemencias. Para nuestras estructuras semipermanente que sirven como tienda o almacén, por ejemplo, no es raro acabar montadas más tiempo del esperado.  Pero eso significa que a su carpa se le vendrán encima todas las estaciones: granizo, nieve y, sobre todo, mucho viento…

Anclaje: situación y terreno

Un buen anclaje es decisivo en la lucha contra la ventolera. Por tanto, una estructura fuerte empieza con un anclaje correcto adaptado a la situación y al terreno. Así, una carpa junto al mar en general tiene que aguantar más que una estructura situada en el interior.

Para el terreno, es importante hacer un análisis del subsuelo. En caso de que sea hormigón: ¿puede ser perforado? ¿Y ese subsuelo es efectivamente lo bastante fuerte? En una pista de aterrizaje desgastada, por ejemplo, eso es algo que no está claro. En caso de suelo normal (como un campo de hierba), siempre hacemos un sondeo. Así obtenemos una visión de la composición del suelo y de su capacidad portante. Que los primeros dos centímetros sean de suelo arcilloso bueno no quiere decir que más abajo siga siendo así.

Bases adecuadas y suficientes puntos de anclaje

El análisis previo es la mejor garantía de un anclaje correcto. ¿Estamos trabajando con un marco en el que podemos poner bloques de hormigón? ¿Son suficientes nuestras bases estándar? ¿O hacen falta modelos más fuertes que permitan más anclajes?

La carpa adecuada

¿Está bien el anclaje? En ese caso, si es necesario podemos añadir una mayor seguridad con la elección de la carpa. Y es que de algunas de nuestras carpas hemos desarrollado variantes que pueden soportar una mayor carga de viento. La diferencia está en la mayor resistencia de sus uniones y perfiles de aluminio. Hemos ido acumulando una vasta experiencia en el desarrollo de estructuras para los climas más extremos, como el del sur de Florida, donde la carga de viento es de 190 km/h.

Consejos en caso de mal tiempo

¿Se está acercando un temporal? Asegúrese de que su carpa esté bien cerrada para que no pueda entrar nada de viento. Si no obstante entra, abra la carpa por dos lados para que el viento pueda salir. Así se pueden evitar daños.

Carpa vs. viento: ¿conclusión?

Cuanto más tiempo tenga que prestar servicio su carpa, más importante será pertrecharla contra el viento y otros fenómenos meteorológicos. Pero con nosotros puede estar tranquilo: nos ocupamos por usted. Desde los cálculos previos hasta la instalación y los consejos de uso. ¿Busca una estructura de lona que venza al vendaval? Desafíenos.